En ninguno de estos casos sería correcto asumir que “el perrito se está riendo”.