No me gustan las caras largas… Dejémosle ese trabajo a los moais