Aun no empieza el verano, pero un cebra-choc helado no andaría mal…
 para todos los aleonados.